Click acá para ir directamente al contenido

Prepárate

Consejos técnicos

Prepárate para cualquier temporada con la seguridad, tranquilidad y confort que te ofrece Subaru.

El mantenimiento a tiempo hace más que mantener a tu Subaru funcionando perfectamente. Puede ayudar a aumentar el valor de reventa de tu camioneta, mejora el rendimiento y te ahorra tiempo y costosas reparaciones en el camino.

Cinturones: Con el motor apagado, revisa los cinturones de seguridad de tu camioneta. Para revisar que tengan la tensión adecuada, presione el cinturón hacia abajo con tu pulgar. Si el cinturón se estira más 1.5 cm, necesita ser reapretado.

Mangueras: Cuando la camioneta este fría, toca las mangueras de tu camioneta por si tiene protuberancias, roturas, partes blandas o quebraduras. Con el motor funcionando, busca (pero no toques) protuberancias o filtraciones. Si detectas alguna, dirígete a tu Servicio autorizado Subaru.

Refrigerante: Revisa el nivel de refrigerante en tu radiador mirando el estanque de rebalse de refrigerante. Manteniendo una mezcla de 50/50 de anticongelante mantendrás tu motor frío con temperaturas altas y evitas el daño cuando las temperaturas bajan bajo 0°.

Nota: No saques la tapa del radiador hasta que el motor este apagado y se haya enfriado.

Aceite: Una falla en el sistema de aire acondicionado puede hacer un viaje largo, insoportable. ¡Mantente fresco! Antes de salir, has revisar tu sistema por si hay filtraciones de refrigerante, el estado de la manguera y su funcionamiento eficiente.

Líquido de Dirección Hidráulica: Para revisar tira la varilla, límpiala e insértela nuevamente. Sácala nuevamente y revisa el nivel. Si está más abajo del rango HOT, visita tu Servicio autorizado Subaru.

Nota: si el nivel de líquido es extremadamente bajo o el líquido ha sido cambiado, contacta a tu concesionario Subaru.

Líquido de Freno: Revisa el nivel de líquido en la parte exterior del tanque usando como guía las líneas en el tanque. Si el nivel está debajo de MIN, agrega líquido de freno desde un contenedor sellado hasta llegar a MAX. O visita tu concesionario autorizado Subaru. Nota: El líquido de freno absorbe la humedad del aire. Cualquier humedad absorbida puede causar una peligrosa pérdida de rendimiento de los frenos. Si tu tanque de líquido de frenos necesita ser rellenado constantemente, puede haber una filtración. Contacta inmediatamente a tu Servicio autorizado Subaru.

Filtro de Aire: Nuevamente, dependiendo de la condición de los caminos recorridos por tu Subaru, revisa frecuentemente tu filtro de aire por si tiene suciedad acumulada.

Batería: Revisa regularmente los terminales de tu batería, sacando cualquier corrosión con una escobilla de dientes y una mezcla de bicarbonato y agua.

Neumáticos: Revisa la presión de tus neumáticos (con los neumáticos fríos) una vez al mes o más. Mantén los neumáticos inflados de acuerdo con las recomendaciones del fabricante, las que pueden encontrarse en el marco de la puerta del conductor y en el manual del propietario.

Plumillas de Limpia parabrisas, Bocina y Luces: Finalmente, asegúrate de revisar la operación de las plumillas del limpia parabrisas, bocina y luces.

También, Para una medida adicional de prevención, has que estas piezas sean doblemente revisadas por tu Servicio autorizado Subaru, al momento de realizarle su mantenimiento programado. Asegúrate de seguir el plan de mantenimiento que se encuentra en tu manual de propietario.